Seminars in EnglishSeminarios en EspañolSeminars in PortugesUNIVERSIDAD LIFELINEEDUCADORES CERTIFICADOSMiembros del Escuadron de Salud

Centros de Vida Sana / Restaurantes Saludables

ALIMENTOS LIFELINE WELLNESS / ALIMENTOS CREACION
(Se necesita nombre para cadena de restaurante)

Como un siervo de Dios por más de 35 años, he tenido el privilegio de enseñarle a miles de personas como vivir un estilo de vida más saludable. Al conocer a Jesús y lo que ha hecho y está haciendo por mí, he sido constreñido a servir y compartir Su amor y misericordia. Mi relación con Dios se intensifica por medio de mi vida de oración, porque allí es cuando generalmente le escucho hablarme tan claramente como si estuviésemos conversando por teléfono.

Hace unos meses, el director de Lifeline Wellness Institute mencionó que necesitamos un puesto de avanzada en Chicago, algo como una tienda donde pudiésemos hacer disponibles nuestros productos y también asistir a nuestras visitas anteriores a mantener el rumbo con su nuevo estilo de vida. Pronto encontramos una ubicación excelente con un alquiler mensual razonable de $2,800 dólares.

Yo pasé un día entero sentado en mi automóvil frente a aquella tienda para observar el tránsito en el área. Transcurrió el tiempo mientras contaba vehículos y conversaba con Jesús preguntándole si íbamos a poder cubrir nuestros gastos en esta ubicación. La respuesta que recibí fue: necesitas un restaurante.

Tenía la firme impresión que el alquiler para un restaurante estaría entre $4,000 y $12,000 dólares al mes, lo cual parecía bastante caro para nuestra situación financiera actual. Aproximadamente 45 años atrás yo fui dueño de un restaurante y después de por fin deshacerme de él, me prometí nunca más involucrarme en esta clase de negocios. Así que, con toda certeza no estaba ávido de involucrarme en un restaurante. El Señor seguía impresionándome que esta sería una herramienta estupenda para evangelismo espiritual, mental, y físico que provee esperanza y curación. En aquella tienda que estaba considerando, el instalar los requerimientos legales para un restaurante como trampas de grasa, conductos especiales de ventilación, y otros, tiene un costo aproximado de $45,000 a $50,000 dólares, así que eso estaba fuera de escena.

Esperando disuadirme de este compromiso, le dije al Señor: si Tú me das un sitio con todos los requerimientos para un restaurante ya instalados y del mismo tamaño de la ubicación que estoy mirando aquí y del mismo rango de precios, comenzaré a trabajar en esta posibilidad. Unas pocas horas más tarde, vino la señora que había encontrado la ubicación que yo estaba observando y le pregunté si ella sabía de algunos restaurantes en alquiler en el área, y dijo que sí. Primero me llevo a un sitio que no era aceptable debido a su tamaño pequeño. Tampoco podíamos localizar al dueño. Luego ella me llevo a un sitio que había sido ocupado por un restaurante griego. Esto de verdad me llamo la atención. Se encuentra en un centro comercial con tiendas de cadena conocidas y restaurantes tales como KFC y Wendy’s. Hacia la izquierda hay un lugar grande de gimnasio y artes marciales al lado de un centro de diálisis enorme y hacia la derecha hay una zapatería y después una instalación médica. Llamamos al administrador quien estuvo disponible inmediatamente. El metraje cuadrado es igual que el de la tienda que había estado mirando antes y el alquiler era $2,800 dólares mensuales. Yo sabía que el Señor estaba dirigiendo y guiando. También sabía que me llevaría unos pocos meses para prepararme para este proyecto, así que pregunté si habían otras personas interesadas en este sitio, y el agente inmobiliario dijo que no habían. El también dijo que la tienda de fitness al lado había planeado comenzar un bar de jugos, pero no habían hecho nada todavía y el lugar no había sido alquilado por 12 meses. Parecía que Jesús había tenido en cuenta todas nuestras necesidades y posibilidades.

Una semana después, organicé un grupo de amigos para ayudarme a evaluar el sitio. Reuní a la directiva de Lifeline Wellness Institute, al dueño de varios restaurantes en Chicago, al dueño de una tienda de equipo de segunda mano de restaurante, a los ancianos de una iglesia cercana, amigos involucrados en bienes raíces, y a unos hermanos y hermanas del área que posiblemente podrían ayudar más adelante.

El resultado de la reunión:

Todos acordaron que es un sitio muy óptimo. El dueño de la tienda de equipo de segunda mano opina que deberíamos encontrar un restaurante que no solo tenga aire acondicionado sino también ya esté amueblado con todo el mobiliario y equipo instalado que necesitaríamos. El estima aproximadamente $50,000 dólares o más para amueblar y equipar el lugar presente. El dueño de los múltiples restaurantes en Chicago está muy a favor del sitio y menciono que él tiene una gran parte del equipo necesario almacenado en una bodega y lo pondría a nuestra disposición. Los ancianos de iglesia están emocionados de trabajar con nosotros lo cual es importante porque uno de los objetivos es el evangelismo. La directiva de Lifeline Wellness Institute y nuestra persona de mantenimiento consideraron la necesidad de mover un muro no portante y posiblemente reemplazar partes del piso de la cocina.
Ninguna decisión final fue tomada, y cada uno de nosotros ha mantenido al proyecto en oración por el momento para ver cómo Dios nos moverá. También hemos mirado varios restaurantes que están en alquiler por todo Chicago pero hasta ahora no hemos encontrado nada que nos satisfaga realmente.

Estando bastante ocupado y especialmente ahora con la nueva situación del coronavirus, yo había mantenido el proyecto en segundo plano; pero si no avanzamos, Dios si lo hará. Hace unos días, El me despertó a las 2:15 de la mañana y comenzó a hablarme. La conversación se volvió tan intensa que sentí la necesidad de arrodillarme. Jesús no estaba contento con mi inacción. El no solo quiere que establezcamos un restaurante sino que también desarrollemos una franquicia que pueda ser replicada en cualquier ciudad en el mundo. Le pedí al Señor que considerara mi edad y fuerzas para esta clase de proyecto y El respondió: “¿No me dijiste lo mismo cuando te permití comenzar Lifeline Wellness Institute, y no te envié a alguien para hacer el trabajo y administrar el lugar?” “Sí Señor, pero también estoy convencido de todo corazón que solo nos quedan unos pocos años más en este planeta tierra. No creo que queda suficiente tiempo para empezar una franquicia. ¿Realmente vale la pena?” Dios me recordó de un sueño que tuve hace 35 años.

Yo había comenzado una operación de jardinería bastante grande en Living Springs, New York donde estaba familiarizándome con las leyes naturales de salud y principios de salud. Me habían dado permiso para realizar la jardinería, pero cuando descubrieron que yo lo estaba realizando en una manera casi comercial, cancelaron mi permiso. La noche antes que el permiso fue cancelado, yo soñé tres días seguidos que no tendría tiempo para cosechar mis cultivos. Yo razoné con el Señor diciéndole que yo tenía suficiente tiempo. Por ejemplo, el brócoli que había sembrado en Mayo lo cosecharía en 90 días en Julio, así que había suficiente tiempo, y yo rechacé el sueño tres veces. Cuando el vice presidente de la institución me llamo por la mañana para cancelar mi permiso de jardinería, yo sabía que Dios me había preparado para este momento. En esa ocasión pensé que tenía suficiente tiempo, cuando Dios dijo “no lo tienes.”  

Con el proyecto de franquicia actual, yo creo que es demasiado tarde, pero Dios me dice que el tiempo es Su problema y no el mío. Nuestra conversación continuo por casi 2 horas y el Señor me dijo que escribiera un testimonio acerca de lo que ha sucedido hasta ahora y lo enviara para que otros supieran del proyecto. El también me instruyo sobre una triple organización del restaurante: #1 el servicio de alimentos #2 evaluación de salud, consejería y educación #3 evangelismo. Daré más detalles en un resumen del proyecto. Después de presentar toda una lista de deseos, finalmente volví a dormir. Parte de mi lista de deseos era un equipo internacional de gente con experiencia en negocios y capaz de recaudar fondos para el proyecto.

Luego tuve el siguiente sueño:
Yo estaba en Brasil en casa del hermano X. Estaba lavando los platos en el fregadero mientras que el hermano X estaba sentado a un pequeña mesa mirando por la ventana. Cuando terminé de lavar los platos, me puse de pie detrás del hermano X y le pedí al Señor cómo debería dirigirme a él con respecto a este proyecto. Al mismo tiempo, oí un ruido y di vuelta a mirar por una gran puerta de vidrio. Vi una calle y en el lado derecho de la calle estaban 3 casas. La tercera parecía ser un edificio de ladrillo de tres pisos. Dos obreros estaban parados en un andamio haciendo reparaciones cuando de repente un fuerte viento los voló del andamio. Uno de los obreros estaba gritando y el otro en silencio. Me volví para decirle al hermano X quien saltó y junto con su esposa corrieron por la calle. Llegando a la tercer casa, el portón se abrió y un automóvil golpeado retrocedió a la calle con los dos obreros heridos por dentro. El hermano X tocó a la ventana del automóvil y preguntó si podría ayudar. Después de esto me desperté nuevamente y el Señor me dijo algo que me gustaría guardar para mí mismo al menos por el momento. (Hermano X, yo solo publicaré este párrafo con su nombre si usted da su permiso.)
Al servir a Jesús estos últimos años en muchos países, en cuatro continentes diferentes y en muchas grandes ciudades como New York City, Los Ángeles, Miami, Chicago y muchos otros, he presenciado personalmente la decadencia física, deficiencias mentales, y pobreza espiritual de aquellos a quien Dios ama. El desea que todos sean prosperados y tengan buena salud así como prospera su alma. He presenciado a cientos bajando a una tumba prematura. Aun hoy con el coronavirus muchos están perdiendo sus vidas por la falta de conocimiento. Ruego al Señor que me utilice como un instrumento para ayudar a la siguiente promesa hacerse realidad en el futuro muy cercano.

La promesa es:
“Veremos que la obra médica misionera se extenderá y profundizará en cada etapa de su progreso, porque se le unirán cientos y miles de corrientes, hasta que abarque toda la tierra como las aguas cubren el mar.” –Ministerio Médico, 422.
¿Puedes imaginar el impacto que podríamos haber tenido sobre la pandemia del coronavirus si tuviésemos médicos misioneros ó Educadores de la Salud abarcando la tierra como las aguas cubren el mar?  ¡Imagina cuántas vidas podríamos haber salvado! ¿Todavía hay tiempo para que esta promesa se haga realidad? Si es así, tendrá que suceder muy rápido.
En el último libro que escribió Elena G. de White, “Profetas y Reyes,” en el capítulo 49 titulado “En Tiempos de la Reina Ester,” ella menciona lo siguiente: “Los momentos penosos que vivió el pueblo de Dios en tiempos de Ester no caracterizan sólo a esa época. El revelador, al mirar a través de los siglos hasta el fin del tiempo, declaró: ‘Entonces el dragón fué airado contra la mujer; y se fué a hacer guerra contra los otros de la simiente de ella, los cuales guardan los mandamientos de Dios, y tienen el testimonio de Jesucristo.’ Apocalipsis 12:17. Algunos de los que viven hoy en la tierra verán cumplirse estas palabras.” Los últimos capítulos de este libro se escribieron poco antes de que la autora falleció el 16 de Julio, 1915. ¿No se cumplirá esta profecía perdida que la hermana White hizo hace 105 años? De lo contrario ¿cuál fue la edad de la persona más anciana que usted ha oído alguna vez? ¿Cuál es la máxima esperanza de vida que Dios nos da? Vea Génesis 6:3 (RVR 1960): “Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.” Usted podrá hacer las matemáticas.

¿Centros de Vida Sana ó Restaurantes?

Dios nos ha ordenado establecer Centros de Vida Sana en el campo lejos de las ciudades. En las ciudades se nos ha ordenado establecer restaurantes e instalaciones sencillas de tratamiento. Comparemos los pros y los contras de los dos.

El Centro de Vida Sana es de capital y trabajo intenso y tiene una capacidad limitada de alcanzar a gran número de personas. Por estas razones yo nunca he sido un gran aficionado de Centros de Vida Sana. Los restaurantes, en cambio, son mucho menos intensos en capital, también son de trabajo intenso, pero pueden alcanzar un número mucho mayor de personas, construir relaciones y seguir en contacto permanente con sus clientes. Los restaurantes son más fáciles de replicar; uno no necesita tantos obreros especialmente entrenados y el capital inicial es mucho menor.
Si el Señor le está impresionando a ser parte de esta misión, por favor contáctenos.

Necesidades Actuales:
Directores de Proyecto a nivel internacional y en varios países
Asesores de Empresas con experiencia
Donantes financieros
Chefs para desarrollar menús
Dueños para nuevos restaurantes
Asesores legales
Grupos de oración

El paso siguiente será el plan del proyecto. Si usted está seriamente interesado en participar en esta misión puede solicitar una copia del proyecto.

Contactos:
pcarstens@lifelinetoafrica.org
Celular: 845-661-8465 también en WhatsApp
Oficina: 309-289-2150
Peter Carstens
Lifeline Wellness Institute
407 N Hebard St.
Knoxville, IL 61448
USA

Sign up to get weekly emails with
inspiration and healthy news

Website made with ♥ in Chicago

© 2018 The content on this website is owned by us and our licensors. Do not copy any content (including images) without our consent.